Nancy Paola Chiriz Sinto la bochinchera que quemó el congreso

Advertisements

Un juzgado guatemalteco ordenó ligar a proceso a Nancy Paola Chiriz Sinto y Juan Francisco Monroy por los disturbios del Congreso en noviembre de 2020. Los disturbios fueron contra el presidente Alejandro Giammattei y el Congreso luego de la aprobación del presupuesto del Estado para 2021.

Los dos sospechosos, señalados por los delitos de depredación de bienes culturales, tipificado en la Ley para la Protección Cultural de la Nación, fueron capturados durante tres allanamientos en Mixco, Villa Canales y Santa Catarina Pinula.

 “Los detenidos habrían participado en daños causados al edificio del Congreso de la República, en la colocación de pintas en el muro de fachada”, informó el Ministerio Público (MP).

Te recomendamos que leas: Aleida Núñez promociona su sitio VIP con atrevidas imágenes

Nancy Paola Chiriz Sinto y Juan Francisco Monroy

El sábado 21 de noviembre de 2020 un grupo de encapuchados causó un incendió en las instalaciones del Congreso de la República. Después de estos disturbios la Policía Nacional Civil (PNC) lanzó bombas lacrimógenas para dispersar a otros manifestantes.

Socorristas de las diferentes compañías trabajaron para controlar el incendio en las instalaciones del Palacio Legislativo. Mientras tanto, el personal de la Cruz Roja Guatemalteca (CRG) atendió a varias personas con heridas y con problemas de respiración por los gases.

Loading...

Ese día los Bomberos Voluntarios informaron que en tres oficinas del Congreso de la República se registraron daños por los disturbios causados por los encapuchados.

Los incidentes se registraron en el marco de una masiva convocatoria para manifestarse contra Giammattei y el Congreso por la aprobación del presupuesto de 2021.

Según indicó el Ministerio Público en la imputación realizada en contra de ambos señalados, su actuar en contra del edificio declarado como Patrimonio Cultural de la Nación en 1998, va en detrimento y atenta contra la protección que se debe tener contra el bien, por lo que pidieron que fueran ligados a proceso penal por el delito de depredación de bienes culturales.

Es evidente que las tácticas que utilizaron los empleados de Winaq son las que la izquierda usa en latino américa para intimidar a sus adversarios para luego victimizarse.

Te recomendamos que leas la siguiente nota: Luis Giovanni Prado Díaz había estado 13 años en prisión

Comparte esta nota en tus redes sociales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: